Como Afinar el Violín

Publicado por

Para afinar un violín es necesario tener alguna referencia. No se puede afinar el violín de forma aislada. Existen varios aparatos electrónicos para afinar el violín, pero hay que configurarlos adecuadamente. Estos aparatos sólo sirven para indicar si el sonido que suena es exactamente el que estamos buscando, o si está por encima o por debajo (más agudo o más grave) del que estamos buscando. En violinisimo.com tenemos un afinador de violín online que puedes usar mientras lees este artículo.

Diapason para afinar un violin

Diapason para afinar un violin

Otra forma de afinar el violín es con otro instrumento que ya está afinado. Podría ser un piano u otro violín. Es recomendable empezar por la cuerda ‘la’ y una vez fijada esa tomarla de referencia para las otras tres cuerdas del violín. Entre cuerdas adyacentes hay un intervalo de quinta justa, que suena en perfecta armonía cuando se tocan al mismo tiempo.

El más usado por violinistas es el diapasón, una pieza metálica con forma de doble vara que al ser golpeada vibra con la frecuencia del “la” (440 MHz). El diapasón tiene una pequeña bolita que debe aplicarse a una superficie (preferentemente de madera) para que la vibración pueda escucharse. Algunos violinistas se lo colocan en el diente, se recomienda colocarlo en la propia caja de resonancia del violín. El ‘la’ es la tercera cuerda empezando por la izquierda, o la segunda empezando por la derecha.

Para manipular el sonido que emite el ‘la’ de nuestro violín y adecuarlo al que suena en el diapasón (o adecuarlo a cualquier otro sistema) hay dos formas de hacerlo. La primera, tensando/destensando la cuerda mediante las clavijas que se encuentran en la parte superior del violín. Con estas clavijas obtenemos texitura (amplitud de tonos), pero no mucha precisión. Las clavijas del violín están pensadas para acercar el sonido de la cuerda al que buscamos, una vez estemos más o menos cerca (diferencias del orden del semitono) , entonces podemos usar los pequeños tornillos (situados en la parte inferior) que nos darán una mayor precisión para poder afinar la cuerda del violín correctamente.

Cuerdas de un violin

Cuerdas de un violin

Para la cuerda SOL, que es la más grave, no necesitamos tanta precisión, sin embargo para el mi, la más aguda del violín, muy probablemente tengamos que usar los tornillos.

Una vez afinada una cuerda, (lo normal es que hayamos empezado por el la). Se afinan las cuerdas que están pegadas a la ya afinada. En nuestro caso estas cuerdas son re y mi. Lo ideal es tener la habilidad para tocar con el arco las dos cuerdas a la vez (la que vamos a afinar y la que ya está afinada), así podemos regular el tono mientras suena en el violín (que es más cómodo que tocar y parar).

Si el violín esta muy desafinado, se pueden comprobar las notas sin necesidad de tocarlas con el arco del violín. Podemos utilizar los dedos para pinzar las cuerdas y así comprobar que a grandes rasgos está preparado para ser afinado con los tornillos. Un problema común cuando estamos afinando es que el tornillo del violín esté tan apretado que ya no podamos apretarlo más. La única forma de solucionar esto es colocar el tornillo en una posición intermedia, y tensar más la cuerda utilizando la clavija para luego volver a regular el tornillo. También existe el problema inverso, que el tornillo no pueda desenroscarse más, este problema se trata de forma análoga: Se coloca el tornillo en un punto intermedio y se destensa la cuerda aproximando el sonido para luego ajustar de nuevo con el tornillo.

Una vez afinados, re y mi, para el sol se procede de la misma forma, tomando como referencia el re, que es la cuerda afinada más próxima. Es posible que durante una actuación el violín se desafine. Esto ocurre sobre todo cuando hemos abandonado el violín mucho tiempo, o no hemos realizado un mantenimiento al violín adecuado y las cuerdas se han acostumbrado a una tensión inadecuada. Al afinar, estas cuerdas no están suficientemente elásticas y tienden a volver a sus posiciones originales (normalmente se destensan y hay que subir el tono del violín).

Aprender a tocar el violín: trucos para principiantes.

Los comentarios están cerrados.